Pasar al contenido principal
juh

Advierten consecuencias de ataques de EEUU contra Siria

La ofensiva estadounidense con misiles en respuesta a un supuesto ataque químico del Ejército sirio contra civiles puede amenazar el precario equilibrio establecido por el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, en su manejo de la crisis siria.

“Obama eligió definir el vital interés de Estados Unidos en Siria de forma estrecha: derrotar a Estado Islámico (EI) sin verse más envuelto en otro lodazal en Medio Oriente”, escribió un comentario en la BBC el exvicesecretario de Estado de Estados Unidos, Philip J. Crowley.

Hasta este ataque con misiles, Estados Unidos (junto con Reino Unido y Francia) había llevado a cabo incursiones aéreas contra el EI en Siria, pero había evitado golpear directamente a las fuerzas del presidente Bachar al Asad.

Pero el presidente estadounidense Donald Trump ha roto con esta postura y ha decidido agredir al que es el principal aliado de Rusia en la región, por lo que esto puede perjudicar las relaciones entre Washington y Moscú, ambos miembros del Consejo de Seguridad de la ONU.

Siria es considerada clave para los intereses estratégicos de Rusia: es precisamente en ese país donde Moscú tiene su mayor base militar fuera de sus fronteras.

Rusia ha sido fundamental para la supervivencia de Al Asad desde que en 2015 lanzó una campaña aérea para “estabilizar” al Gobierno sirio, que había recibido varias derrotas de manos de la oposición armada.

Por todo esto, el primer ataque de Estados Unidos contra Al Asad desde que comenzó la guerra en Siria ha generado ya una contundente respuesta por parte de Rusia.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que “este paso que ha dado Washington inflige un daño significativo en las relaciones entre Rusia y Estados Unidos, que ya estaban en una situación lamentable”.

Y eso a pesar de que Estados Unidos notificó a las fuerzas rusas previamente al bombardeo y evitó atacar partes de la base militar en las que había presencia rusa.

Combate contra el EI

Una posible segunda consecuencia es que, paradójicamente, el ataque contra Al Asad pueda socavar el principal interés de Estados Unidos en la región: derrotar al autodenominado EI.

“Si Siria colapsa, podría convertirse en un refugio para los terroristas islámicos, precisamente la situación que Trump quiere evitar”, escribió el periodista de The New York Times, David Sanger.

El poder del Estado Islámico se ha visto mermado en los últimos meses, de forma que el grupo yihadista ha perdido casi un cuarto del territorio que controlaba en Irak y en Siria durante el último año.

Así que no está claro si los combatientes “podrían beneficiarse de una Siria todavía más dividida”, en palabras de Sanger.

Pero la experiencia de otros escenarios en los que el EI ha ocupado el espacio dejado por situaciones de vacío de poder es un aviso sobre lo que podría ocurrir en Siria.

Si Estados Unidos se ve involucrado directamente en el conflicto interno sirio, su lucha contra el EI podría verse gravemente debilitada. Pero, como recuerda Andrew Exum, vicesecretario asistente de defensa de Estados Unidos para la política de Medio Oriente en The Atlantic, “tanto Rusia como el régimen sirio están bien posicionados para arruinar esto”.

Pueden afectar los vuelos en el este de Siria y cuentan con armas avanzadas de defensa antiaérea. Moscú, por su parte, esperaba poder establecer una cooperación con Trump para luchar conjuntamente contra el grupo yihadista, pero tras el ataque la perspectiva de esta colaboración se empaña.

 

CAMBIO DE POLÍTICA DE TRUMP

La decisión de Trump supone también un cambio radical con respecto a su retórica previa y también en relación a la política en la región de su predecesor, Barack Obama.

Tras establecer una “línea roja” respecto del uso de armas químicas en Siria, Obama luego decidió no actuar militarmente contra el Gobierno de Al Asad, a pesar de responsabilizarlo de un ataque químico con más de 1.400 muertos.

“Les diré que el ataque contra los niños de ayer tuvo un gran impacto sobre mí, un gran impacto”, dijo Trump sobre el supuesto ataque químico.

“Mi actitud hacia Siria y Al Asad ha cambiado mucho… Estamos hablando ahora de un nivel totalmente distinto”, señaló el Presidente estadounidense.

Sin embargo, el secretario de Estado Rex Tillerson negó posteriormente que haya habido un cambio en la política de Estados Unidos hacia Siria.

“De ninguna manera extrapolaría ésto (el ataque) a un cambio en nuestra política o en nuestra política en relación a nuestras actividades militares en Siria hoy”, manifestó Tillerson antes de acudir a Moscú.

 

PRIORIDAD

La embajadora estadounidense en la ONU, Nikki Haley, dijo en una entrevista con la cadena televisiva CCN que el cambio de régimen en Siria es una de las prioridades del gobierno de Trump en su política para Siria.

La derrota del EI, la liberación de Siria de la influencia iraní y la expulsión del presidente sirio, Bachar al Asad son prioridades para Washington, dijo Haley.

Los comentarios revelaron un cambio de postura respecto a declaraciones anteriores de la embajadora.

Pocos días antes del ataque químico en Siria que mató a decenas de personas, Haley había dicho que la prioridad de la política siria de EEUU ya no era lograr la salida del presidente Al Asad.

El secretario de Estado norteamericano Rex Tillerson parecía adoptar una postura menos radical con respecto a Asad, al afirmar antes de viajar a Rusia el miércoles pasado que la primera prioridad de Washington es la derrota del Estado Islámico.

 

CALIFICAN OTRO ERROR DE EEUU

El exembajador británico en Siria, Peter Ford, manifestó durante una entrevista con la BBC que el ataque estadounidense contra Siria es otro error de Washington.

“Lo que se necesita es una investigación profunda porque existen dos posibilidades sobre lo que pasó: una versión es la americana que dice que Asad tiró armas químicas en Idlib, la otra versión es que una bomba fue tirada en un depósito donde los yihadistas tenían armas químicas. No sabemos cuál de las dos es correcta”, sostuvo Ford.

Recordó que, antes de la invasión estadounidense a Irak, se había dicho al mundo entero que el entonces presidente iraquí Sadam Husein tenía complejos donde se producían armas de destrucción masiva, pero durante la intervención miliar estadounidense no se encontraron dichas armas.

Redaccion Central

En Portada

  • 444
    La Policía capturó a ‘Los Rápidos de Dulanto’.
    Actuaron como una horda salvaje. Ni bien ingresaron, agarraron a palazos al vigilante, lo amarraron y cargaron con materiales valorizados en 50 mil soles de una fábrica de cerámicas, en el Callao. Horas más tarde, el cabecilla de la banda ‘Los Rápidos de Dulanto’ y dos de sus miembros fueron...
  • jala
    Capturan a jaladores de "celus"
    A bordo de una motocicleta tiene las manos en los bolsillos de un saco gris con capucha, unos jeans rotos y con barro en las rodillas, la cara sudada y mugrienta. Entra al centro comercial Las Avenidas y una vez en el pasillo, se detiene, mira qué local está sin clientela, le pone el ojo, se dirige...
  • ocjho
    Una serpiente causa gran pánico en un cibercafé
    La cámara de un cibercafé en Tailandia muestra el instante en el que un joven se llevó un gran susto, cuando inesperadamente se cruzó en su camino una serpiente.
  • alt
    Arce denuncia que falso abogado suplantó su identidad y actuó a nombre de Morales
    El ministro de Justicia, Héctor Arce, denunció hoy que un falso abogado identificado como, Freddy Figueredo Quispe, lo suplantaba a través de mensajes de texto de whatsapp para extorsionar y pedir favores a diferentes autoridades y entidades estatales, utilizando también el nombre del presidente...
  • empresa
    Caso Brinks: Policía confirma que se frustró un plan de fuga de Mariano Tardelli
    El comandante de la Policía Boliviana, Abel de la Barra, confirmó que se frustró un plan de fuga por parte del cabecilla del asalto millonario a un vehículo blindado de Brinks, Mariano Tardelli, quien pretendía escapar del penal de Palmasola de Santa Cruz, junto a otros delincuentes. Consultado...