Pasar al contenido principal
pil ok

PIL Andina recupera espacios frente al contrabando

La industria alimenticia láctea más emblemática del país ha podido salir adelante gracias a un fortalecimiento en sus áreas empresariales, buscando ante todo garantizar el abastecimiento local de leche y sus derivados.

Durante la gestión que terminó, en el afán de seguir llegando a los hogares bolivianos con su amplia gama de productos, PIL Andina impulsó un plan de certificación de sus plantas industriales a nivel nacional, con el objetivo de tener productos con mayor valor agregado y con mayores oportunidades de exportación, después de asegurar y cubrir la demanda local.
En ese contexto, el pasado año consolidó las certificaciones HACCP (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control) e ISO 22000 (Certificado de Gestión de la Seguridad Alimentaria), importante norma internacional que la sitúa como una industria que tiene, cada vez, más altos estándares de calidad y un elevado compromiso con la inocuidad alimentaria.
El gerente general de PIL Andina, Daniel Aguilar Cabrera, explica que están trabajando para recuperar los espacios tomados por el ingreso de productos de contrabando, que afectan negativamente a la producción nacional.
“Estamos intensificando nuestra cobertura en todo el país para llegar de manera efectiva a cada región de Bolivia; implementamos un plan de trabajo para el desarrollo de programas socialesy participamos en varios procesos de licitación de desayunos escolares con nuevas propuestas y menús adecuados para cada región del país, incluyendo productos de calidad con precios competitivos, mejorando los aportes nutricionales para nuestros estudiantes”, explica Aguilar.
Sin embargo, expresa su preocupación respecto al componente lácteo en el subsidio de lactancia, que se ha ido reduciendo en los últimos años, cuando contrariamente se debería tratar de incentivar en estos programas el consumo de lácteos, ya que esto involucra a muchos actores y tiene un efecto importante en toda la cadena productiva.

Valoración anual
Aguilar evalúa la pasada gestión y expone que la crisis internacional y los altos precios de la materia prima fueron determinantes para ajustar nuevas inversiones; sin embargo, después de haber invertido en nuevas líneas de producción, que representaron los $us 100 millones entre los años 2013 y 2015, la industria láctea está orientando sus esfuerzos en la búsqueda de eficiencias en planta.
Estos planes tienden a fortalecer los programas de calidad, desarrollos tecnológicos en sus sistemas logísticos y comerciales, además de capacitación del personal altamente calificado. En este trabajo, agrega, están realizando una importante apuesta tecnológica como una palanca de crecimiento industrial y una herramienta sólida en todo el proceso productivo y comercial.
“Asimismo, se viene desplegando una importante acción con la fuerza de ventas directa y, en un mediano plazo, pretendemos acompañar este crecimiento sostenido con el lanzamiento de nuevas categorías en la línea láctea y así enriquecer nuestro portafolio de alimentos en general”, revela el ejecutivo.

Desarrollo continuo
En este último quinquenio, PIL Andina ha tenido un crecimiento sostenido, aunque hubo algunos altibajos debido a factores externos a la empresa.
En ese marco, Aguilar destaca el trabajo de un equipo altamente calificado, la innovación permanente y la implementación de procesos productivos altamente controlados, manteniendo estándares de calidad que se reflejan en una operación eficiente que permite entregar una propuesta de valor para beneficiar a los consumidores y, en su conjunto, seguir desarrollando el complejo lácteo y alimenticio boliviano.
Afirma que el nivel de inversiones ejecutado hasta el momento les ha permitido una permanente capacitación del personal, reconocimiento a la calidad de sus productos, innovación y mejoramiento continuo de sus procesos industriales.
PIL Andina realiza importantes esfuerzos con campañas agresivas en puntos de venta para impulsar la rotación y comercialización de leche. Apuesta a incrementar el consumo de lácteos en el país, para que de esta manera los productores de leche cruda puedan recuperar los volúmenes de producción, con un trabajo enfocado en mejorar la calidad de la materia prima y con costos de producción competitivos para que se pueda aportar al crecimiento del país.

Industria reconocida
La empresa es considerada como una de las más importantes industrias de alimentos en Bolivia y está orientada al desarrollo, producción y comercialización de productos de alta calidad para beneficio de la familia boliviana.
Efectúa una integración en todo el complejo productivo, que involucra a más de 10 mil familias de productores de leche cruda, servicios veterinarios, producción de alimento y de forraje para el ganado, distribución primaria y secundaria con más de 350 unidades a nivel nacional, alrededor de 5 mil proveedores de bienes y de servicios y una cadena de distribución que incluye a varios actores, desde distribuidores, agencias propias y agencias ‘tercerizadas’.
Aporta con 2.600 fuentes de empleo directas y, en conjunto, genera alrededor de 80 mil fuentes de empleo indirectas a nivel nacional, tomando en cuenta la amplia cadena de valor que incluye a miles de puntos de venta, tiendas de barrio y otros. A esto se suma un sólido aporte impositivo. De hecho, la compañía vino aportando más de Bs 200 millones anuales en impuestos hasta la gestión 2014, antes de la crisis internacional en lácteos, con la caída de precios exportación de leche en polvo.

Algo de historia

La Planta Industrializadora de Leche (PIL) nació en Cochabamba e inició sus operaciones hace 57 años y medio (mayo de 1960).
El impulso necesario para su fortalecimiento y consolidación se dio el 11 de septiembre de 1996, hace 21 años, cuando Gloria S.A. (del Perú) participa en el proceso de privatización de las Plantas Industrializadoras de Leche, en La Paz y en Cochabamba.
En septiembre de 1999, Gloria adquiere el 100% de las acciones de PIL S.A.M. de Santa Cruz y la transforma en IPILCRUZ. En abril de 2004, PIL Andina fusiona ambas compañías y en conjunto forma PIL, hoy empresa líder en la industrialización de productos lácteos y de alimentos.

Daniel R. Aguilar Cabrera nació en Cochabamba.
Licenciado en Administración de Empresas de la Universidad Católica Boliviana (UCB), tiene una maestría en Administración de Empresas (MBA) de la Universidad Del Valle–Titulación Conjunta con Universidad Nacional de La Plata (Argentina).
Tiene amplia experiencia en el área de Administración y Finanzas, con 15 años de trabajo en PIL Andina. Ingresó a la empresa en agosto de 2002. Fue jefe de Planeamiento y Control de Gestión, jefe nacional de Planeamiento, Gestión y Costos, sub gerente de Operaciones, gerente de Administración, Finanzas, Logística y TI. A partir de enero de 2017 fue designado como gerente general.
Participó en la implementación de proyectos SAP en Bolivia, Ecuador y Perú.

 

Monica Briançon Messinger
Créditos
Cortesía Pil Andina S.A.

En Portada

  • El equipo de la oficina central de La Promotora.
    LA PROMOTORA:
    Medio siglo promoviendo vivienda Hace 50 años, un 2 de agosto de 1967, un grupo de cochabambinos visionarios, a la cabeza de Enrique Pallazzi, daba un paso fundamental que se constituiría en parte destacada de la historia de desarrollo de Cochabamba, al fundar La Promotora, nacida como una Mutual...
  • RAÚL MAC LEAN
    RAÚL MAC LEAN, ARQUITECTO:
    “La gente le da más valor a la arquitectura y al diseño” Trabajar con nuevas normativas, dar el valor que se merece al diseño arquitectónico, velar por cumplir con las exigencias de los clientes, son los pilares que guían el trabajo de este connotado arquitecto. El destacado arquitecto...
  • Corredor cada vez más consolidado
    BANEGAS
    el puente más grande de Bolivia La obra pasa sobre el Río Grande. Tiene una longitud de un kilómetro y medio. Beneficiará a más de 15 mil pequeños productores del oriente boliviano y su incidencia permitirá un ahorro millonario. Es uno de los grandes eslabones del corredor bioceánico y la...
  • Planta Hidroeléctrica Misicuni en Molle Molle.
    La Empresa Corani se robustece
    con Misicuni y nuevas hidroeléctricas Con la Planta Hidroléctrica Misicuni en servicio, tendrá una capacidad de generación total de 295 MW de potencia, lo que representa alrededor del 20% de la demanda nacional. Considerada como la “piedra fundamental” del sistema eléctrico nacional, la Empresa...