Pasar al contenido principal
ETANOL

ETANOL: Mirando otras experiencias

Argentina y Brasil son los mayores referentes del desarrollo de los biocombustibles a partir de políticas sostenibles que han permitido la generación de cadenas productivas que no sólo han desarrollado su industria energética renovable, sino también su agricultura.

En el Foro Internacional de Etanol, que se realizó en el Centro de Convenciones de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), se pudieron recopilar las experiencias generadas en países de la región para la producción de los biocombustibles.
En ese marco, uno de los ejemplos más cercanos para el desarrollo de la nueva industria se puede obtener de Argentina que, pese a los tropiezos en un proceso que se originó desde la década de los 80s del siglo XX, ha encontrado su propio modelo y está desarrollando una industria sostenible  acortando brechas con Brasil que logró una política exitosa que lo convierte en el segundo productor de Biocombustible en el mundo.

Experiencia en la región
La representante del Consejo Mundial de Energía (WEC, por sus siglas en inglés), la argentina Analía Acosta, hizo una relación sobre las experiencias vividas de forma paralela por los dos gigantes sudamericanos, Brasil y Argentina, en la implementación de la industrialización de los biocombustibles desde la década de los ochenta del siglo pasado.
“La experiencia de Brasil es muy importante y lo rescato porque nacemos juntos, Brasil y Argentina, e intercambiábamos experiencias de cómo les estaba yendo a ellos desde los controles de alcohol, el tratamiento del aguay otros aspectos, ¿pero qué pasó?, en un momento de crisis con los precios, Brasil como Estado decidió continuar con el proyecto”, explicó Acosta.
Por su parte, Argentina por la falta de seguridad jurídica dejó de producir alcohol y los ingenios sólo se abocaron a producir azúcar. En la actualidad, Brasil es el segundo mayor productor de biocombustibles en el mundo
Según Acosta, esa es la diferencia donde Brasil fue aprendiendo de los propios errores y hoy mantiene un mercado sostenible de etanol y otro tipo de energías renovables.
En la actualidad, Brasil en su mercado interno tiene una cobertura del 27% de biocombustibles tanto de biodiesel y etanol; por su parte, tras retomar el proyecto en los últimos 10 años, Argentina ha llegado a una cobertura del 12%.

Entre el azúcar y el maíz
En la actualidad, en Argentina el desarrollo de los biocombustibles se da entre YPF, la Asociación de Productores de Siembra Directa y Porta -que es una industria de alcohol en Argentina para trabajar en el desarrollo de esas enzimas a través de la modificación genética de semillas -, que se ha encargado de la instalar las plantas deshidratadoras.
Con respecto a la materia prima que se utiliza para la producción de etanol, Argentina en la actualidad se encuentra con una provisión intermedia entre caña de azúcar y de maíz.
Acosta explicó que esta situación fue evolucionando, en función al contexto y la realidad de ese país que en un principio se concentró en los ingenios azucareros que están distantes a las plantas petroleras, por lo que se ha optado por el maíz, con una proyección de costos de producción más bajos, especialmente por la enzima que se extrae para obtener la lignocelulosa fermentable de la que se extrae el alcohol anhidro.

Normativa clara
En función a su tecnología, se determinaron políticas y acciones, como exigir que la producción de la zafra en un 70% esté destinada al azúcar y un 30% a la producción de alcohol que permite un mercado sostenible.
Los efectos fueron inmediatos porque las plantaciones de caña de azúcar aumentaron ostensiblemente en su cantidad. Asimismo, el maíz fue más sencillo incorporarlo porque está alejado de los puertos, por lo que se evitó gastos adicionales vinculados al flete por el traslado de la materia prima.
Acosta dijo que este proceso, que fue paso a paso, permitió una producción sostenible y permanente en el mercado argentino, que se ha recuperado terreno y ha generado una cadena productiva que no sólo se centra a la producción de las naftas, sino que permite la generación de una importante cantidad de alimento para el sector pecuario a partir del material destilado que sale del maíz y que en la actualidad permite alimentar 50 mil cabezas de ganado.
Asimismo, con el bagazo de la caña de azúcar se puede generar energía que es utilizada por las mismas plantas deshidratadores de alcohol anhidro, que luego se transporta a las plantas separadoras de líquido de donde se produce el Etanol.

Proyección de Bolivia
El sector industrial cañero de Bolivia puede producir alrededor de 100 millones de litros de alcohol anhidro en 2018 para proveer al proyecto de etanol, que apunta a dejar de importar el 20% de gasolinas que requiere el mercado interno para abastecer su demanda.
El presidente de Cainco, Jorge Arias, indicó que el sector sucroalcoholero de Santa Cruz puede proveer alrededor de 100 millones de litros de alcohol anhidro para producir etanol.
“El sector cañero prevé crecer de las actuales 145.000 hectáreas de caña a 340.000 hectáreas de este cultivo con mayor productividad; pero aquí precisamos tener la seguridad, para garantizar de la tenencia de la tierra”, manifestó.
Este proyecto tiene previsto que la gasolina se mezcle con un 10% de alcohol anhidro, lo que mejorará el grado de octanaje y por ende la calidad del combustible, agregó.
Se estima que esta actividad aportaría con un 2% de crecimiento sostenible al PIB, por su efecto multiplicador y generará alrededor de 12.000 empleos directos.
“Los requerimientos para el 2025, cuando lleguemos a mezclar con un 25% de etanol con todas las gasolinas, serán superiores a los 700 millones de litros”, acotó el presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz (FEPSC), Luis Barbery.
Agregó que la inversión entre el campo y las industrias será de alrededor de $us 1.500 millones en un periodo de ocho a diez años.

Oportunidad
Por su parte, el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Oscar Barriga, precisó que con la producción de etanol se ha visto una oportunidad de dejar de importar el 20% de la gasolina que requiere el mercado interno, y reemplazarlo con el nuevo carburante.
“Ese alcohol anhidro lo mezclaríamos con la gasolina especial y obtendríamos una alternativa de otra gasolina que es el etanol con mejor octanaje, menos contaminante al medioambiente y de mayor rendimiento y lubricación”, destacó.
Indicó que YPFB deberá invertir en tanques de almacenamiento para este nuevo carburante, mientras que el sector agrícola tendrá que hacer su parte con la implementación de plantas de deshidratación.
“Hoy, el alcohol de caña tiene un tres por ciento de agua, por lo tanto es necesario contar con la infraestructura, como una planta de deshidratación, que tiene la función de eliminarla y hacer que el producto se convierta en alcohol anhidro, que al mezclarlo con la gasolina se produce el etanol”, explicó.

 

La principal lección de las experiencias que vivieron los países más grandes de la región, en todo este proceso de industrialización de biocombustibles, es que el Estado no renuncie y que vaya poco a poco aprendiendo de las experiencias que se presentan en el camino y generar un propio modelo.

Otro efecto plus del desarrollo de la industria del etanol permitirá que, entre todos los ingenios, con el uso del bagazo se pueda producir entre 100 y 150 megavatios (MW) de energía que puede ser incluido al Sistema Integrado Nacional.

Herbert Herrera Gutiérrez/Santa Cruz

En Portada

  • El equipo de la oficina central de La Promotora.
    LA PROMOTORA:
    Medio siglo promoviendo vivienda Hace 50 años, un 2 de agosto de 1967, un grupo de cochabambinos visionarios, a la cabeza de Enrique Pallazzi, daba un paso fundamental que se constituiría en parte destacada de la historia de desarrollo de Cochabamba, al fundar La Promotora, nacida como una Mutual...
  • RAÚL MAC LEAN
    RAÚL MAC LEAN, ARQUITECTO:
    “La gente le da más valor a la arquitectura y al diseño” Trabajar con nuevas normativas, dar el valor que se merece al diseño arquitectónico, velar por cumplir con las exigencias de los clientes, son los pilares que guían el trabajo de este connotado arquitecto. El destacado arquitecto...
  • Corredor cada vez más consolidado
    BANEGAS
    el puente más grande de Bolivia La obra pasa sobre el Río Grande. Tiene una longitud de un kilómetro y medio. Beneficiará a más de 15 mil pequeños productores del oriente boliviano y su incidencia permitirá un ahorro millonario. Es uno de los grandes eslabones del corredor bioceánico y la...
  • Planta Hidroeléctrica Misicuni en Molle Molle.
    La Empresa Corani se robustece
    con Misicuni y nuevas hidroeléctricas Con la Planta Hidroléctrica Misicuni en servicio, tendrá una capacidad de generación total de 295 MW de potencia, lo que representa alrededor del 20% de la demanda nacional. Considerada como la “piedra fundamental” del sistema eléctrico nacional, la Empresa...