Pasar al contenido principal
Fundación Proinpa

Fundación Proinpa gana premio nacional de innovación

Ante la bajada de los precio de la quinua, las familias de agricultores deben generar estrategias que les permitan ser más eficientes en la producción de los cultivos, de forma que con menor esfuerzo puedan tener mejores rendimientos y, por ende, mejores ingresos.

La fundación Proinpa ganó el Premio Nacional de Innovación, en el marco del Tercer Concurso Nacional de Innovación Agropecuaria, Acuícola y Forestal 2017, en la Categoría Generadores de Conocimiento, auspiciado por el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierra (MDRyT), a través del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF), en el marco del INNOVARE, en diciembre del 2017.
El gerente general de la fundación, Antonio Gandarillas, explicó que la investigación ganadora es tecnología de punta para control de plagas de la quinua, destacando el hecho de que se trata de una institución cochabambina, como parte de la iniciativa Cochabamba Ciudad del Conocimiento.
El premio corresponde al trabajo denominado: Feromona sexual, nueva tecnología para el control orgánico de la polilla de la quinua, presentado en noviembre de 2017.

Justificación
Debido a que la quinua se ha constituido en un cultivo global, los precios internacionales han bajado significativamente, afectando las exportaciones bolivianas. Las ventas externas en 2010, 2015, 2016 y el 2017 muestran una tendencia negativa.
Este hecho tiene un importante efecto social, ya que la quinua es el único cultivo que es factible cultivarlo en grandes extensiones en el altiplano boliviano y exportarlo al resto del mundo. Representa uno de los pocos productos agrícolas exportables del occidente boliviano, por tanto es una fuente de trabajo y movimiento económico para 20.000 familias de agricultores que basan su economía en la quinua.
Bolivia no ha realizado suficientes inversiones en el desarrollo de tecnología, los rendimiento se han estancado en menos de 500 kg/ha.  Esta situación ha dado lugar a la pérdida de competitividad y pérdida de mercados internacionales. Se conoce que un número importante de contenedores de quinua boliviana han sido rechazados en los países de destino por contaminación de pesticidas, afectando aún más la imagen y los mercados del exterior.
Según el estudio de Proinpa, para mantener la competitividad de la quinua boliviana, se debe mejorar la productividad, es decir lograr de manera sostenible mejores rendimientos a un menor costo de producción. Entre los factores que más inciden en los rendimientos se tiene la baja fertilidad del suelo y la presencia de plagas insectiles.

Pérdidas para las familias
Las pérdidas por el ataque de plagas insectiles, provocadas principalmente por la polilla de la quinua Eurysaccaquinoae, fluctúa entre 20 a 30%, según Proinpa. Tomando en cuenta que en 2016, de acuerdo al IBCE, se produjeron 69.000 toneladas de quinua, quiere decir que por efecto de las plagas se perdieron 17.250 toneladas (20%), que multiplicados por el precio referencial de $us 2.500/t de ese año, se llega una pérdida para las familias de $us 43,125 millones. Este dato implica que cada familia ha dejado de percibir $us 2.156 en la campaña.
Por otro lado se conoce que un importante número de contenedores de quinua de exportación boliviana son rechazados en Europa y EEUU debido a contaminación con pesticidas prohibidos en la producción orgánica.
Estos datos son reveladores respecto a la importancia de contar con bioinsecticidas eficientes en el control de plagas, accesibles para los agricultores, sostenibles en el tiempo, amigables con el medio ambiente y la salud humana, además que sean permitidos en la normativa internacional de producción orgánica.

Innovación ganadora
La Fundación Proinpa es una las entidades líderes en Bolivia en desarrollar tecnología para la producción orgánica. Para el control de las plagas de quinua, ha desarrollado tecnología de punta junto a la empresa Pherobank de Holanda, basada en atrayentes sexuales de la polilla macho, llamada feromonas. Actualmente cuenta con feromonas para las plagas de la quinua conocidas como complejo ticonas, de las especies: Helicoverpa, Copitarsia y Agrotis.
Basados en esta experiencia, Proinpa y Pherobank decidieron investigar la obtención de la feromona de la polilla de la quinua, como innovación de alto impacto para los productores de quinua orgánica en particular, y para el sector agrícola y agroindustrial boliviano en general.
Esta investigación ganó el Primer Premio del 3er Concurso Nacional de Innovación Agropecuaria, Acuícola y Forestal 2017, en la Categoría Generadores de Conocimiento, en diciembre del 2017.

 

Descripción de la innovación

Para obtener la feromona para la polilla de la quinua, Proinpa y Pherobank realizaron las siguientes actividades: criar las polillas en ambientes controlados, estudiar su biología y ecología, obtener las glándulas feromonales de los insectos hembras vírgenes.

Identificación de los compuestos volátiles emitidos por las hembras a través de cromatografía de gases acoplada a un electro-anteno-detector y espectrometría de masas, síntesis de las feromonas, evaluación de la eficiencia en campos de cultivo, determinación de número de feromonas por hectárea y determinación del tipo de trampa.

Las feromonas sexuales son emitidas por los insectos hembra con el objeto de hacerle saber al macho que es el momento ideal para el apareamiento. Las feromonas sexuales de los insectos son sustancias químicas altamente específicas que emiten las hembras para atraer a los machos y aparearse, perpetuando la especie.  

Al conocerse la estructura química (identidad) de la feromona de alguna plaga específica, ésta es sintetizada en el laboratorio y es colocada en trampas. Los machos son atraídos por el olor de la feromona y capturados en las trampas. De esta manera, no ocurre el apareo natural y como consecuencia disminuye la población del insecto plaga y se reducen los daños de las cosechas.

Los rendimientos por hectárea en las parcelas con feromonas registran 625 kg/ha mientras el promedio de las parcelas sin feromonas registran 520 kg/ha, esto significa un incremento de más de 17% que corresponden a más de 2 qq/ha.

Por el hecho de que el costo de las feromonas es bajo, la inversión permite generar ganancias de superiores al 329 %, dependiendo del precio de venta de la quinua. Por tanto, la tecnología muestra ser eficiente, económica y accesible para los agricultores.  

 

Cynthia Montaño S.

En Portada

  • El equipo de la oficina central de La Promotora.
    LA PROMOTORA:
    Medio siglo promoviendo vivienda Hace 50 años, un 2 de agosto de 1967, un grupo de cochabambinos visionarios, a la cabeza de Enrique Pallazzi, daba un paso fundamental que se constituiría en parte destacada de la historia de desarrollo de Cochabamba, al fundar La Promotora, nacida como una Mutual...
  • RAÚL MAC LEAN
    RAÚL MAC LEAN, ARQUITECTO:
    “La gente le da más valor a la arquitectura y al diseño” Trabajar con nuevas normativas, dar el valor que se merece al diseño arquitectónico, velar por cumplir con las exigencias de los clientes, son los pilares que guían el trabajo de este connotado arquitecto. El destacado arquitecto...
  • Corredor cada vez más consolidado
    BANEGAS
    el puente más grande de Bolivia La obra pasa sobre el Río Grande. Tiene una longitud de un kilómetro y medio. Beneficiará a más de 15 mil pequeños productores del oriente boliviano y su incidencia permitirá un ahorro millonario. Es uno de los grandes eslabones del corredor bioceánico y la...
  • Planta Hidroeléctrica Misicuni en Molle Molle.
    La Empresa Corani se robustece
    con Misicuni y nuevas hidroeléctricas Con la Planta Hidroléctrica Misicuni en servicio, tendrá una capacidad de generación total de 295 MW de potencia, lo que representa alrededor del 20% de la demanda nacional. Considerada como la “piedra fundamental” del sistema eléctrico nacional, la Empresa...