Pasar al contenido principal
EMPRENDER

EMPRENDER: ¡Bienvenido/a al infierno!

El autor del presente artículo recomienda a los emprendedores: “No desesperes, y no dudes de ti mismo. Transforma las amenazas en oportunidades, y los miedos en seguridades”.

En la edición anterior, hemos hablado sobre los puntos que debemos trabajar para lanzar nuestro emprendimiento al mercado: Cómo venderlo, por medio de quien venderlo y cómo llegará al cliente.

Doy por hecho que has superado el desafío! No es poca cosa, llegar a este punto no es nada fácil. Debiste haber enfrentado varias veces la posibilidad de “vencer o morir en el intento”. Pero aquí estás, una vez más, superando cada barrera y obstáculo que se interponga en este tormentoso camino del emprendedor.

Hoy vuelvo a felicitarte, porque en este momento tu emprendimiento ya tomó forma. Tienes ya resueltos los aspectos básicos y principales que todo producto/servicio necesita para salir al mercado.

“Ahora puedo relajarme y disfrutar viendo cómo mi negocio crece”. Muy probablemente esa frase estará rondado tu cabeza. Pero no! En absoluto! 

Y para hablar de la etapa que debemos enfrentar en este momento, vamos a comenzar con un título acorde para ponernos en situación. Aquí va…

¡Bienvenido/a al infierno!

Te preguntarás cuándo vendrán las buenas noticias, verdad? Bueno pues, todavía no… y créeme, lo peor está por venir.

Como decíamos anteriormente, ya estableciste la imagen de tu producto/servicio, su lenguaje, el canal de ventas óptimo para comenzar las operaciones y definiste cómo vas a distribuirlo. Realizado todo lo mencionado, ya tienes muchos potenciales clientes mirando lo que ofreces, e incluso ya tienes clientes! Felicidades!

Aunque por algún motivo no te sientes nada conforme y mucho menos te encuentras relajado. Por el contrario, te encuentras sentado al lado del peor enemigo del hombre: el stress, tu indeseable pero fiel compañero en este duro camino.

Y es así porque te falta lo más importante, el dinero. Claro! Tienes clientes, pero no te alcanza el dinero y esto te genera una cadena de problemas:

Problemas con tus empleados, socios y proveedores porque te ves obligado a demorar algunos pagos. Y bien sabemos que si no pagas a tus empleados en término, puedes generar un malestar dentro de la empresa que puede dar lugar a muchas malfunciones. 

Entonces piensas que deberías comenzar por usar el poco dinero que tienes para pagar a tus empleados, pero te das cuenta que ese dinero deberías usarlo para pagar a tus proveedores. Porque si no pagas a tus proveedores, tu producto/servicio podría perder por ejemplo su distribución. Ningún proveedor disconforme querrá seguir siendo cliente tuyo y esto impacta directamente en los aspectos productivos o de distribución que no puedes controlar internamente.

Pero al contrario de hallar una solución, tus socios comienzan a preguntarse por qué querrían seguir a tu lado con el emprendimiento, si no está trayendo más que disgustos. 

Tranquilo! Aún tienes un lugar cómodo en el cual despejar tu mente: tus amigos y tu familia.

No! Ellos comenzarán a decirte “Te dije que no iba a funcionar!”, “Por qué no buscas un trabajo en relación de dependencia?”. De todas maneras, este es el peor de los males, porque a fin de cuentas, ellos sólo lo dicen porque quieren cuidarte, porque ellos quieren verte bien y en esta etapa tu aspecto no será más que el de una persona tapada de problemas.

Por esto, te recomiendo que dediques al menos 15 minutos por día para analizar tu situación y la de tu empresa. Piensa en posibles soluciones para los problemas a los que te enfrentas e intenta encontrar las oportunidades en cada dificultad. Si logras hacer esto, podrás alejar una buena parte del stress que te invade y transformarlo en tranquilidad. Aunque no lo creas, esta tranquilidad es la que hará que te veas menos asustado ante la situación que estás viviendo y evitarás problemas mayores. Piensa que tú eres el líder de muchas de estas personas y si ven miedo en vos, les trasladarás una sensación de inseguridad que hará que quieran irse.

Como te digo, esta etapa es una de las más terribles porque piensas que no hay ninguna solución. Todos están en tu contra, no tienes liquidez, tienes miedo y no puedes demostrarlo lo cual te genera mucho stress, tus socios te dejaron solo, no puedes ver con claridad si tu proyecto va a funcionar, o si todos los que no creyeron en ti tenían razón.

Un consejo: No desesperes, y no dudes de ti mismo. Transforma las amenazas en oportunidades, y los miedos en seguridades. Cómo? Bueno, deja de pensar únicamente en las cosas a simple vista negativas y comienza a abrir los ojos! 

Al fin y al cabo, muchas veces ésta es una etapa esencial y de las más enriquecedoras. Porque es una etapa que te deja muchos aprendizajes en la resolución de problemas, y a la vez funciona de filtro. Porque todas las personas que no sirvan, se van a alejar solas. Te ahorrarán el trabajo futuro de tener que apartarlos, y muchos dolores de cabeza!

Mi recomendación para este proceso, es que si no alcanzas con los pagos, evalúes diferentes opciones para poder cumplir con todos los pagos. Haz una proyección de ingresos, no descuides a tus clientes (e incluso pon fuerzas en conseguir nuevos) y seguramente encontrarás diferentes maneras de poder superar la situación. Puede ser con el apoyo de algún banco o familiar que esté dispuesto a prestarte lo suficiente para salir adelante, también puedes apoyarte en tus tarjetas de crédito para cubrir algunos gastos y así estirar los pagos de contado unos 30 días más. Incluso muy probablemente encuentres en este momento a las personas que crean en tu proyecto, entiendan la situación que atraviesas y estén dispuestas a darte un período de gracia.

Además de todo esto, recuerda siempre que no estás sólo. Piensa que hay millones de emprendedores a lo largo del mundo y que en su mayoría, todos atravesamos estas etapas en mayor o menor escala. Muy posiblemente durante el camino andado, ya habrás conocido emprendedores y empresarios con quienes puedes compartir experiencias, opiniones y que pueden llevarte tranquilidad o ayudarte a resolver alguna situación en la que te encuentres bloqueado. Como digo siempre, si puedo serte de algún tipo de ayuda, puedes contactarme a través de mi cuenta de linkedin: /NicoBrandoni y con gusto te daré mi punto de vista.

Sé que desde que decidiste comenzar a transitar este camino llevas una toalla en la mano. En la etapa que acabamos de transitar, el 90% decide tirarla...abandonar. 

Pero tú no hagas eso, más bien úsala para secar tu transpiración y seguir adelante. 

Ten en cuenta que una vez logres superar este momento, lo peor ya habrá pasado (en su mayoría).

Ánimo, sé que tú puedes!

Nicolas Brandoni Desde Buenos Aires, Argentina.

En Portada

  • El equipo de la oficina central de La Promotora.
    LA PROMOTORA:
    Medio siglo promoviendo vivienda Hace 50 años, un 2 de agosto de 1967, un grupo de cochabambinos visionarios, a la cabeza de Enrique Pallazzi, daba un paso fundamental que se constituiría en parte destacada de la historia de desarrollo de Cochabamba, al fundar La Promotora, nacida como una Mutual...
  • RAÚL MAC LEAN
    RAÚL MAC LEAN, ARQUITECTO:
    “La gente le da más valor a la arquitectura y al diseño” Trabajar con nuevas normativas, dar el valor que se merece al diseño arquitectónico, velar por cumplir con las exigencias de los clientes, son los pilares que guían el trabajo de este connotado arquitecto. El destacado arquitecto...
  • Corredor cada vez más consolidado
    BANEGAS
    el puente más grande de Bolivia La obra pasa sobre el Río Grande. Tiene una longitud de un kilómetro y medio. Beneficiará a más de 15 mil pequeños productores del oriente boliviano y su incidencia permitirá un ahorro millonario. Es uno de los grandes eslabones del corredor bioceánico y la...
  • Planta Hidroeléctrica Misicuni en Molle Molle.
    La Empresa Corani se robustece
    con Misicuni y nuevas hidroeléctricas Con la Planta Hidroléctrica Misicuni en servicio, tendrá una capacidad de generación total de 295 MW de potencia, lo que representa alrededor del 20% de la demanda nacional. Considerada como la “piedra fundamental” del sistema eléctrico nacional, la Empresa...