Pasar al contenido principal
MANACO

Manaco calza en el mercado andino

La empresa ha sido reconocida, por propios y extraños, como el tradicional símbolo de calidad y es encadenada a esta característica con la que llega a cuatro países sudamericanos.

Cada día al salir a estudiar, miles de estudiantes dentro y fuera del país caminan hacia sus centros educativos. Muchos de ellos enfundan sus pies en zapatos hechos en Cochabamba.
Para cada uno, el confort y la calidad son elementos indispensables, pues ninguno podría dedicarse a sus estudios si siente una molestia en la planta de los pies.
Pero pocos o ninguno sabe que 700 pares de manos cochalas se han dedicado a la manufactura de estos zapatos, en la planta emplazada en la provincia de Quillacollo.
La fábrica Manaco S.A. exporta calzados, cuero y suelas desde 1985 y sus mercados de exportación son Perú, Ecuador, Colombia y Chile, informa Guillermo Gumucio Mendizábal, jefe del departamento de Comercio Exterior de la empresa.
El ejecutivo afirma que las marcas están posesionadas en todo el mundo porque la organización Bata, de la que forma parte Manaco, está presente a nivel mundial.

Los inicios
Bata es una compañía de origen europeo que tiene presencia en varios países en el mundo con las marcas Bata, Bubble Gummers, Power, entre otras. Y en Bolivia se destaca además la marca Manaco.
En 1940, impregnado de ideas y proyectos inspirados por Thomas Bata, padre de la industria del calzado en el mundo, llegó a Bolivia un grupo de jóvenes checos con la determinación de instalar una empresa destinada a la fabricación y comercialización de calzados.
La intención era proporcionar a los trabajadores, a las personas con bajos ingresos y a la población de la ciudad, zapatos de buena calidad, pero a un precio accesible.
Con este enfoque y la perspectiva de un gran impacto social, esta industria adopta el nombre de Manaco o Manufactura Nacional de Cochabamba. “Este es el nombre comercial registrado para todos sus productos, un nombre que fue rápidamente conocido por la expresión genuina del espíritu boliviano, basado en el desarrollo de la libre iniciativa que prevé crear, entrenar y expandir el mercado de trabajo en Quillacollo”, explica Gumucio.

Retos y desafíos
La empresa ha tenido un buen crecimiento tanto en Bolivia como en el resto de los países de la región donde está presente. Ello le impulsa a seguir creciendo, por lo que está buscando la expansión física, la transformación digital y la mejora de sus tiendas, lo cual les permitirá potenciar su posición competitiva en el mercado del calzado.
El jefe de comercio exterior comenta que están ejecutando la apertura de nuevos locales a nivel nacional durante este año. A la fecha, la empresa tiene 106 tiendas en toda Bolivia.
Para el logro de este cometido, aplican un nuevo modelo de tienda en las Torres Mall de La Paz, que tiene una extensión aproximada de 100 m2.
Por otro lado, Bata marcó dos lineamientos como compañía a nivel global. El primero es que el producto sea el centro de lo que hacen, por lo que están muy enfocados en el desarrollo de zapatos con diseños que atiendan a un mundo en constante cambio.
El segundo es que Bata rechaza la idea que el confort y el estilo son opuestos, y es por eso que la tecnología aplicada al desarrollo de producto es fundamental.
En relación a esto, afirma Gumucio Mendizábal, hace poco se realizó el lanzamiento de una nueva colección global de zapatos denominada Bata Red Label, una colección que permite estar a la moda y sentirse cómodo a la vez.
El ejecutivo concluye estableciendo que el apoyo y protección a la manufactura boliviana, son esenciales para que este rubro sea más dinámico.

Importaciones y exportaciones

Las importaciones de calzados en Bolivia subieron 555% en una década, de $us 20 millones en 2006 a 131 millones en 2015. Los mayores proveedores son China (47%) y Brasil (37%), según el INE y el IBCE.

De 2005 a 2014, las exportaciones llegaron a $us22 millones,12% más. Las importaciones sumaron 560 millones, aumentando su valor más de seis veces.

En 2014 se alcanzó el máximo histórico ($us112 millones), dejando como resultado una balanza negativa acumulada de $us 537 millones en los últimos diez años.

A mayo de 2015, las ventas externas bordearon los $us 452 mil, una disminución del 29%, mientras que las importaciones fueron más de $us50 millones, un crecimiento del 26%.

Entre 2015 y 2016 creció 1,6 millones de pares de calzados producidos en el país, mientras que las importaciones se redujeron en 3,8 millones.

Monica Briançon Messinger
Créditos
Cortesía de la empresa

En Portada

  • El equipo de la oficina central de La Promotora.
    LA PROMOTORA:
    Medio siglo promoviendo vivienda Hace 50 años, un 2 de agosto de 1967, un grupo de cochabambinos visionarios, a la cabeza de Enrique Pallazzi, daba un paso fundamental que se constituiría en parte destacada de la historia de desarrollo de Cochabamba, al fundar La Promotora, nacida como una Mutual...
  • RAÚL MAC LEAN
    RAÚL MAC LEAN, ARQUITECTO:
    “La gente le da más valor a la arquitectura y al diseño” Trabajar con nuevas normativas, dar el valor que se merece al diseño arquitectónico, velar por cumplir con las exigencias de los clientes, son los pilares que guían el trabajo de este connotado arquitecto. El destacado arquitecto...
  • Corredor cada vez más consolidado
    BANEGAS
    el puente más grande de Bolivia La obra pasa sobre el Río Grande. Tiene una longitud de un kilómetro y medio. Beneficiará a más de 15 mil pequeños productores del oriente boliviano y su incidencia permitirá un ahorro millonario. Es uno de los grandes eslabones del corredor bioceánico y la...
  • Planta Hidroeléctrica Misicuni en Molle Molle.
    La Empresa Corani se robustece
    con Misicuni y nuevas hidroeléctricas Con la Planta Hidroléctrica Misicuni en servicio, tendrá una capacidad de generación total de 295 MW de potencia, lo que representa alrededor del 20% de la demanda nacional. Considerada como la “piedra fundamental” del sistema eléctrico nacional, la Empresa...